Cómo hacer bolsas ecológicas en casa

20 enero, 2020

No es casualidad que cada día más gente se pregunte cómo hacer bolsas ecológicas en casa. Las razones saltan a la vista. En primer lugar, las bolsas son imprescindibles para muchas de nuestras actividades cotidianas, como ir de compras por ejemplo. Además, el hecho de que podamos hacerlas nosotros mismos siempre es una ventaja por el ahorro que conlleva. Y por supuesto, dado que estas bolsas ecológicas son reutilizables, nos permiten prescindir de las bolsas plásticas convencionales –tan contaminantes por cierto–, y contribuir a cuidar más el medio ambiente. A continuación te contamos cómo hacer bolsas ecológicas en casa usando friselina.

En los últimos años, este material se ha convertido en un material comodín por sus numerosas propiedades, sobre todo a la hora de realizar distintas clases de trabajos de costura, desde sastrería a tapicería.

Qué es la friselina

Para entender cómo hacer bolsas ecológicas en casa usando friselina, primero es importante conocer, al menos a grandes rasgos, en qué consiste este material. La friselina –también conocida como fliselina, fiselina, flixelina, notes, cambrell o spunbond– es el típico material de manualidades que todos hemos visto alguna vez pero que muy pocos conocen realmente bien.

Dicho en términos técnicos es una tela, no tejida sino extruída o prensada, fabricada a partir de filamentos continuos de resina de polipropileno. Se trata, para decirlo en pocas palabras, de un material relativamente moderno que está a mitad de camino entre la tela y el papel.

En los últimos años, este material se ha convertido en un material comodín por sus numerosas propiedades, sobre todo a la hora de realizar distintas clases de trabajos de costura, desde sastrería a tapicería. De hecho, aunque parezca increíble, la friselina se caracteriza por ser:

  • Muy maleable y de gran fortaleza a la abrasión.
  • Resistente a la acción mecánica, química y biológica.
  • Apta para ser sublimada y/o laminada con otros productos.
  • Adhesiva y soldable por calor o ultrasonido.
  • Resistente a temperaturas elevadas y con bajo nivel de inflamabilidad.
  • Constante en su color y estable en sus dimensiones.
  • No propensa a producir hilachas ni pelusas en condiciones normales.
  • Económica y fácil de conseguir en distintos gramajes y colores.
  • No tendente a generar alergia ni efectos tóxicos de ningún tipo.

Cómo hacer bolsas ecológicas en casa usando friselina

Ahora que sabemos exactamente qué es la friselina sin correr el riesgo de confundirla con ningún otro tipo de género, estamos en condiciones de explicar cómo hacer bolsas de friselina en casa. Los materiales a emplear son los siguientes:

  • Tiza para tela o lápiz.
  • Regla o metro.
  • Alfileres o agujas.
  • Hilo y tijera.
  • Máquina de coser (opcional).
  • Friselina (en lo posible de 80 gr).

Como es claro, la bolsa que desees confeccionar dependerá, básicamente, de las medidas de friselina que tengas disponible o quieras utilizar y, sobre todo, de lo que vos mismo estés dispuesto a hacer. Si es la primera vez que te decidís a elaborar una bolsa ecológica en casa, te sugerimos comenzar por un diseño sencillo como el que te proponemos a continuación: una bolsa plana, es decir con manijas troqueladas y sin fuelle. Son las típicas bolsitas que entregan en las librerías o en los lavaderos de autos, en la palanca de cambios.

Por supuesto, también podés hacer bolsas más complejas con manijas troqueladas y con fuelle inferior –como las que se entregan en los comercios de venta de vinos–, o bien con manijas externas y fuelles laterales –como las que se usan para hacer compras, ir al supermercado o a la verdulería–. En cualquier caso, también podés hacerle refuerzos especiales, agregarle decoraciones e incluso utilizar trozos de friselina sublimada para conseguir diseños más personalizados. ¡Trabajando con este material en casa, el único límite es tu imaginación!

Ahora bien, para hacer una bolsa plana, con manijas troqueladas y sin fuelle, de 45 cm de alto y 30 cm de ancho, utilizaremos un trozo de friselina rectangular, de 100 cm x 30 cm. Tengamos en cuenta, para empezar, que la friselina tiene dos superficies, una lisa y la otra porosa. La superficie porosa es la que debe quedar hacia adentro de la bolsa, por una cuestión estética. De este modo, en el lado externo de la bolsa quedará la superficie lisa.

Para empezar, haremos los refuerzos donde irán las manijas troqueladas. Tomamos la regla o el metro y marcamos 5 cm a lo largo de uno de los laterales cortos (de 30 cm) de nuestro rectángulo de friselina. Luego, trazamos una línea paralela que nos permita coser el lateral, a esos 5 cm de distancia del borde, de tal forma que hagamos un doblez en el cual la superficie porosa de la friselina quede hacia adentro. Una vez cosido uno de los laterales cortos, repetimos el mismo proceso con el otro lateral de 30 cm, realizando un nuevo doblez. La idea es que, en cada uno de los dos laterales de 30 cm quede, con un refuerzo de 5 cm, los dobleces donde se ubicarán las manijas.

A continuación, y cuidando nuevamente de que la superficie porosa de la friselina quede hacia adentro, doblamos de forma apaisada nuestro rectángulo de tejido de tal manera que los dos refuerzos o dobleces cosidos se toquen uno con otro. Luego hacemos dos costuras en cada uno de los laterales extensos, de 45 cm de lado (el resultado de hacer 100 cm menos 10 cm, dividido 2). Por último, tomamos las tijeras y cortamos, en la zona de los dobleces, el espacio que servirá como manija para nuestra bolsa ecológica. Por supuesto, lo mejor es que cortemos las dos manijas a la vez para que salgan idénticas. Llegados a este punto, nuestra tarea habrá terminado.

Un último dato a tener en cuenta es que, si coser no es nuestro fuerte, en lugar de usar hilo y aguja, también podemos unir la friselina empleando una selladora. Aunque no suelen ser costosas –en Internet se venden usadas–, definitivamente sólo se justifica comprar una selladora cuando se ha tomado la decisión de hacer bolsas ecológicas en cantidad.

Related Articles

No Results Found

The page you requested could not be found. Try refining your search, or use the navigation above to locate the post.

Bolsas Ecológicas SRL. Copyright © 2020. Todos los derechos reservados.

Desarrollo web por Seotronix.com